Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

Comportamiento
Nuestro pariente: El gorila
Ese gigante que se golpea el pecho ruge y arroja ramas o hierbas cuando se siente en peligro, no es ni feroz ni peligroso, como se le ha pintado. Al contrario, el gorila es pacífico, tímido, afectuoso e inteligente. Es capaz de expresar sentimientos de felicidad, tristeza y soledad, al igual que sus parientes: los humanos, que también se han convertido en su peor enemigo.
El gorila es el mono antropoide más grande que existe. Puede medir hasta 1.80 m. a 2 m. y pesar más de 200 kilos.
Pasa el día pensando, comiendo y descansando. Tiene carácter suave y mirada apacible. Es nómada y se desplaza en grupos familiares, los que son muy unidos y pueden contar con hasta 30 miembros. Cada grupo está compuesto, en general, por un macho dominante llamado "espalda plateada" (tiene pelo gris en la espalda), machos subordinados, hembras adultas, quienes se quedan algunas veces, con el macho de espalda plateada toda su vida, y después de tres a seis o más jóvenes bajo los ocho años. El número de integrantes de los grupos va variando, pueden ser menores o mayores que este, y algunas veces los machos viajan solos o forman grupos de solteros. El macho jefe actúa como líder, protector y defensor del grupo. No busca problemas, pero defiende valientemente a su familia si se encuentra en algún peligro.
Este animal es vegetariano y, por su gran tamaño, necesita mucha comida. Por eso pasa gran parte del día buscando y degustando una amplia variedad de plantas, aunque sus preferidas son el apio silvestre, el bambú, los cardos, las ortigas y algunas frutas. En promedio, un gorila puede comer al día 30 kilos de plantas y algunos insectos.
Las hembras dan a luz por primera vez a los 10 años y tienen, en general, un bebé cada tres o cuatro años. El recién nacido es diminuto y frágil, pesa alrededor de dos kilos y sus movimientos son tan torpes como los de un bebé humano pero se desarrolla mucho más rápido. Es totalmente dependiente de su madre hasta los tres meses, cuando comienza a sentarse erguido. Rápidamente puede ponerse de pie con algún apoyo.
Los gorilas duermen alrededor de 13 horas cada noche y descansan varias horas al medio día. Cada noche construyen nidos para dormir con plantas cercanas doblándolas formando plataformas y cubriéndose con ellas, usualmente en el suelo o sobre árboles bajos. Cuando no están durmiendo, pasan la mayoría del tiempo buscando comida y comiendo. En su dieta diaria se encuentran numerosos tipos de plantas: hojas, frutas, bulbos, uvas etc. También hormigas, termitas, gusanos, y larvas.

Los gorilas son tímidos y muy pacifistas. Los únicos enemigos naturales del gorila son los humanos, y los leopardos. Los hombres todavía los cazan por su carne y como trofeos en algunas partes de África, o son atrapados en trampas que dejan los humanos para otros animales. En el pasado, cuando un gorila bebé era capturado para llevar a un zoológico, la madre, y muy seguido los otros miembros de la familia, eran asesinados mientras defendían al bebé. Ahora la amenaza más seria que enfrenta un gorila libre es la explosión de población humana. Mientras la gente se va apoderando de las tierras para hacer agricultura, y otras actividades, los gorilas se quedan con menos lugares en donde vivir.

Su vida, además, está regida por una estricta escala social, la hembra dominante, ordenará a todas las otras hembras qué es lo que hay que hacer, sólo el lomo plateado puede ignorar su autoridad.

Resulta penoso, saber que las crías hembras, generalmente se van del grupo familiar entre los 7 y 9 años de edad, detrás de algún lomo plateado o a formar otro grupo. Si se instala en un grupo preexistente, entrará sin ningún tipo de jerarquía, y deberá arreglarse sola para casi todo lo que se debe hacer, incluso para tener a su hijo y criarlo. El 40 % de las crías muere antes de cumplir 3 años, debido a enfermedades y accidentes o por causa del hombre. Los lomos plateados, defienden con su vida su familia, y se han dado casos de luchas de un gorila lomo plateado contra un leopardo, en donde el vencedor fue el gorila, un poco maltrecho, pero vivo . Sus hembras se encargan de curarle las heridas (Ver Pierre).

El gorila trepa a los árboles, sólo un tiempo, pues cuando se desarrolla no lo hace más, es muy pesado y corre el riesgo de caerse. En cambio las crías realmente disfrutan las ramas.

.